Experimento: un mes sin bebidas azucaradas

Hoy venía en el metro leyendo un artículo de Juan Revenga en El Comidista, titulado Por qué no hay que beber dos litros de agua al día, desmintiendo una teoría que nunca me he terminado de creer porque jamás he sido capaz de beber tanta agua (ni veo que nadie lo haga).

De ahí he saltado a uno de los artículos en los que se apoyaba: Hidratación, calorías y diabetes: un peligroso triángulo. Además de aclarar que no hace falta ir en plan cantimplora, todo el día lleno de agua, han tocado el tema de las bebidas en general, sobre todos las azucaradas y las bebidas supuestamente para deportistas. Eso sí me ha tocado un poco la moral, sobre todo después de ver estos tres vídeos del Departamento de Salud de New York…

Asqueroso, ¿verdad? Total, que al principio mientras leía me congratulaba de hacerlo bien, de no beber tanta agua solo porque algunos “expertos” lo dicen, sin base científica ninguna. Y después he acabado lamentándome, porque yo soy ese tipo del vídeo comiendo (o bebiendo) azúcar. De hecho, me meto más azúcar en el cuerpo que él. Soy asiduo de Acuarius, Coca-Cola, zumos embotellados a partir de concentrados, café con azúcar (varios al día), batidos, Starbucks… En fin, que me extraña no estar como una ballena. El hecho de no haber engordado tras años de meterme toda esa azúcar no significa que ese mal hábito no me haya pasado factura.

De hecho, si lo pienso, ahora creo que puedo explicar ciertas cosas, asociadas al exceso de azúcar. Por ejemplo, no dormir del todo bien, o tener una sensación constante de cansancio. He investigado un poco el tema, y al parecer hay relación directa. Según Montevideo Portal, esta es la explicación:

Al consumir azúcar y carbohidratos, el cuerpo los transforma en glucosa lo que da un subidón del nivel de azúcar en sangre, pero este efecto dura apenas una hora o poco más, y al bajar abruptamente produce sensación de fatiga y cansancio. Además, algunos estudios han vinculado el consumo de azúcar con desórdenes en el sueño.

Fuente: Diez formas en que el azúcar perjudica a nuestro cuerpo

Según el mismo artículo, el exceso de azúcar nos hace sentir hambrientos, deprimidos, descompone los dientes, dificulta la digestión, y encima causa arrugas, gases, mal aliento… En fin, un panorama tan terrible como evitable.

¿Has visto la foto que encabeza esta entrada? Bueno, es mi rutina de casi cada día. Ese refresco y el sobre de azúcar (a veces más) en ese café es demasiado. Por lo tanto… voy a hacer un experimento. Voy a comprobar el impacto real del azúcar en mi vida. Voy a reducirla drásticamente…

Un mes sin (tanta) azúcar

No voy a cortar el azúcar de raíz. Solo en las bebidas. Por lo demás, más allá de un croissant ocasional y alguna galleta, no soy demasiado de comer dulces. Yo me los bebo, y al parecer, en grandes cantidades. Desde hoy, solo agua y café con sacarina o sin azúcar. No tomo leche con el café pero sí un chorrito de soja, tampoco cambiaré esto a pesar de que contiene algo de azúcar. Lo que le quito son los dos terrones o sobre y medio de azúcar, que ya es bastante.

Aprovechando que tengo un blog, voy a contar mi experiencia por si le sirve a alguien, y para recordarlo yo mismo. En general, si ha servido de algo o no se medirá por el siguiente criterio:

  • Mi peso
  • Mis niveles de cansancio
  • Calidad del sueño

No haré ningún otro cambio sustancial en mi vida, seguiré con mi trabajo de oficina, mis caminatas diarias, natación 2/3 veces por semana, y a ver qué pasa. Cualquier alteración en los 3 puntos que voy a medir se deberá a este cambio en la dieta que comienzo hoy. ¿Lo conseguiré?

Si alguien se quiere unir o está haciendo algo parecido, puede compartir su experiencia en la sección de comentarios, o en Instagram, donde usaremos el tag #messinazucar para subir vídeos y fotos.

Sígueme en Instagram, donde también publicaré regularmente historias, sobre todo cuando me cueste más seguir adelante en este reto. Puedes seguirme aquí:

https://www.instagram.com/luisnomad/

Actualizaciones

Dos días después de empezar…

Sufriendo tentaciones

Algo más de dos semanas después

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

  • PATIA

    El azúcar está presente en tantos alimentos que muchas veces no nos damos cuenta que tomamos en exceso. Seguro que consigues no tomar (tanta) azúcar, ser conscientes de la cantidad que consumimos y los efectos que tiene en nuestro salud es un primer paso para el cambio de hábitos. ¡Mucha suerte con tu reto!

    • Gracias! Hoy tomé sacarina con el café y no está tan malo, jaja! En vez de refresco pedí agua. No ha sido tan grave… a ver si lo aguanto un mes, o más 🙂

  • Pingback: Conclusiones sobre mi mes sin azúcares añadidos | Luis Serrano()

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.