YouTube: How it Should Have Ended (HISHE)

How It should Have Ended (HISHE), o “Cómo debería haber terminado”, es una web que parodia películas, mostrando finales alternativos en forma de cortos animados. Como ellos dicen, “a veces las películas no acaban como nos gustaría”, y con esa excusa Daniel BaxterTommy Watson han montado uno de los canales más divertidos que podamos encontrar en YouTube.

Todo empezó en 2005, cuando Daniel y Tom tuvieron la idea de llevar sus debates sobre cómo una película podría haber terminado de mejor forma (o dicho de otro modo, poniendo en entredicho tramas absurdas que podrían haber sido resueltas de forma más inteligente, aunque eso se cargara la película).

En 2007, la web dio paso al canal de YouTube HISHEdotcom, y, dos años más tarde, HISHE se asoció con Starz Digital Media, que se encargan de todo el tema de licencias. En 2010 ganaron el Streamy Award a la Mejor Serie Animada.

No es el único premio que han ganado, y además les ha salido más que rentable. En Abril de 2014 acumulaban un total de 673.522.879 visitas a sus vídeos, además de tener algo más de 3,2 millones de subscriptores.

A mi personalmente el apartado que más me gusta de su canal es Super Café. Empezó como un vídeo donde Superman habla con Batman sobre la película “Superman” de 1978, y fue tan bien recibida que dio lugar a más vídeos con el mismo formato. No tienen desperdicio, os dejo una lista de reproducción con todos los episodios. Mi favorito es el de Super Mario vs Batman. Casi me ahogo de la risa la primera vez que lo vi. Por cierto, si eres fan de Batman, más abajo te dejo un bonus track.

Bonus Track: Batman en el Comic-Con

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.