5 pasos para unificar y potenciar tu imagen online

En este artículo voy a hablar de los pasos que, personalmente, he tomado para potenciar mi imagen online. Voy a describir el problema, y los pasos que adopté para solventarlos. Si te encuentras en la misma situación, puede que te sean de utilidad.

El problema

Vale, tengo un blog. En realidad, tengo varios. Esta página que estás leyendo (basada en WordPress), y dos cuentas en Tumblr (también blogs, aunque más orientados a la fotografía, y tonterías que me gustan y “re-blogueo”). Por otro lado, tengo una cuenta en Twitter con miles de seguidores. También estoy en Facebook, donde tengo mi perfil personal, pero también mi página (de apoyo a los contenidos de este blog). También llevo otras páginas en esa red social, donde cuelgo contenidos de desarrollo web. Y luego está Instagram, Vine, Pinterest, Linkedin, Google+, Flickr, etc… Además, a veces escribo en español, otras en inglés.

Si sigues leyendo hasta aquí, probablemente te sientes identificado con esta situación, pero puede que no lo veas como un problema. Pero, si como yo, te planteas crear tu “marca personal” y ser reconocido por hablar de ciertas temáticas, pues sí, esa situación es un problema. Quien mucho abarca, poco aprieta, y muchas veces me encuentro en la situación de no saber en qué medio (o canal) publicar algo. Y si quiero pasarle a alguien un conjunto de muestras de cosas que he hecho, la lista de URL’s es demasiado larga, y además la información y el contenido no está estructurado en absoluto.

La solución

En mi caso, he optado por seguir estos 5 pasos, para ayudar a proyectar una imagen de mi, como profesional y como creador de contenido. Me he fijado en la gente a la que sigo habitualmente, que es mi referencia para encontrar información que me gusta consumir. También en aquellas personas que, cuando acuden a un evento, de forma clara pueden explicar quiénes son y dar una tarjeta de visita que lleve a la demostración de esas credenciales. A continuación está la lista de medidas.

Crear un canal único

Puedo seguir contribuyendo contenidos a través de varios medios, pero tiene que existir un canal único en el que todo lo que publique sea accesible. Así que el primer paso es crear una nueva página web, que sustituirá y extenderá a esta. Me llevaré las entradas más populares, y el resto será descartado. Esa página será capaz de importar, a través de las herramientas disponibles, los contenidos externos (tweets, pins, fotos & vídeo de Instagram, tablones de Pinterest, etc). Y serán presentados por categorías, de forma clara, y siempre enlazando a los medios originales donde fueron publicados. Además, en todos esos medios, la URL de mi perfil será la de esta nueva página única. El objetivo es que mi firma sea una, y esa firma lleve a la persona que la encuentre conocer todo lo que hago.

Determinar qué parte de lo que soy quiero proyectar

Soy Ingeniero Informático, y además fotógrafo amateur. Profesionalmente me interesa enseñar lo que hago, y conectar con otras personas como yo. Como fotógrafo, me gusta compartir también mi trabajo, para recibir opiniones, críticas, consejo, y también conectar con gente que haga lo mismo. Y aunque parezcan dos cosas muy distintas, quiero de algún modo que ambas facetas convivan en la imagen global que alguien se forma de mi.

En mi perfil profesional se valora la creatividad y el “buen gusto estético”, ya que me dedico a la parte “que se ve” de las aplicaciones web y móviles, la Interfaz Gráfica. Y no es la primera vez que en una entrevista, el mencionar mi lado “creativo” con la fotografía me ha dado muchos puntos. 

Y como fotógrafo, y a la vez informático, he sido contactado para participar en proyectos de software relacionados con la fotografía. 

Por tanto, no quiero publicar cosas técnicas por un lado, relacionadas, con mi profesión, y por otro lado colgar fotos de forma separada de ese contexto.

Pasarme a la lengua de Shakespeare 

Este será seguramente el punto más complicado. Muchas de las personas que habitualmente comentan en mi blog, fotos, etc, son amigos, familiares y conocidos. Todos ellos hablan castellano, pero el nivel de inglés en España… bueno, ya sabéis cómo es, ¿verdad? Pero nadie les impedirá comentar en castellano, igualmente. Es importante que me exprese en la lengua que llegará a más usuarios. Pero no es únicamente eso, llegar “más lejos” o “más gente” porque sí. Es que se corresponde con mis objetivos. En mi caso, trabajo para una empresa internacional, y en mis planes está vivir fuera de España. Tal y como está el asunto, es la idea de muchos, ¿no?

Si quiero llamar la atención allá donde quiero ir, no puedo publicar artículos en castellano. No los van a leer. Además, la gente a la que sigo, la gente que me sirve de inspiración, la gran mayoría están fuera de nuestras fronteras. O no lo están, pero también escriben en inglés. Si ellos lo hacen, creo que es lógico que yo también lo haga. Además, es el idioma mayoritario en mi sector, la informática. Aunque hay recursos en castellano, la gran mayoría están en inglés. Por lo tanto, en mi caso, parece una buena idea, y basada en razones prácticas.

Cuidar los contenidos que publico

Si me siento a comer en un restaurante y me sirven un plato espectacular, conociéndome, seguramente haré una foto y la colgaré en Instagram y/o Facebook. Y ese es el canal adecuado. Crear una entrada nueva en mi blog para mostrar lo que voy a comerme es absurdo. Por lo tanto, cada cosa en su sitio. La foto, a la sub-página de Instagram, y en el feed principal, lo que importa. Artículos de calidad, que aporten algo y que resulten atractivos. Las fotos de las que esté orgulloso, irán en un espacio reservado a mostrar aquellas obras creativas que realmente quiera que resuman mi estilo. El apartado de fotografía debería ser el Portfolio en el que solo cabe aquello que realmente me gustaría compartir con el mundo, y que se me reconozca por ello.

Promocionar el nuevo sitio con un golpe de efecto

Colgar la nueva URL sin más no es la forma de cambiar de estrategia. Tienes que dar a la gente un motivo para querer redescubrirte, o para aquellos que no te conozcan de nada, de descubrirte por primera vez y llevarse una buena impresión. Si quieres inspirar a otros, muchas veces solo tienes una oportunidad, y es la de su primera visita a tu trabajo. Si lo que ven les gusta, volverán. O te guardarán en favoritos. Si no consigues llamar su atención, quizá nunca vuelvan. Así que haz algo especial. Crea un gancho para tu web, una razón para visitarla sin más. Puede ser un diseño espectacular, o un artículo muy trabajado, o algo divertido… lo que sea, pero relevante a tu persona, y que sea capaz de llegar a la gente.

En mi caso, lo que estoy preparando es una sorpresa. No puedo decir qué es, porque estoy siguiendo otra “nueva norma” que me he auto-impuesto. Nunca más diré “estoy preparando hacer X cosa”, o “estoy trabajando en tal proyecto”. No digas que lo estás haciendo; hazlo y luego lo compartes con los demás. No crees expectativas si no sabes que puedes cumplirlas o que no te aburrirás y las abandonarás a medio hacer. Por lo tanto, no diré qué voy a hacer o qué estoy haciendo. O qué he hecho ya. Solo dejo este consejo.

Resumen

Hay gente que no tiene problema en mantener varios canales de comunicación, porque no los utilizan para llegar a ningún objetivo concreto. Pero cuando sí hay un por qué de usar las redes, hay que tener una estrategia. Yo he decidido unificar, centralizar, para así crear un mensaje claro de quién soy. Quizá un día cuando entre en un evento, esas personas a las que reconozco porque sigo su trabajo, incluso se acerquen y me saluden por mi nombre (o por mi nick).

Deja tu opinión en la sección de comentarios, me interesa saber si os habéis planteado este tema, y si fuera así, cómo lo habéis resuelto.

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.