Venezuela ríe, Venezuela llora

Hace un par de semanas estuve en Venezuela para conocer a la familia de mi futura esposa (¡cómo suena eso!). Pasamos allí apenas unos días, pero fueron más que suficientes para percibir el daño que Hugo Chávez ha hecho al país. Un mandatario en las últimas, pues el cáncer se lo está comiendo. Paradójicamente él es el cáncer de Venezuela, y el país será un mejor lugar sin él. No es que desee su muerte, ojo. Lamento que padezca esa enfermedad, y cuando digo "sin él" es porque espero que en las próximas elecciones el pueblo elija a otra persona.

Sin embargo la destrucción del país que se le ha "permitido" a Chávez tiene un origen y una explicación. Pero primero un poco de historia sobre este individuo. 

La República Bolivariana de Venezuela debe su nombre a Simón Bolivar (el Libertador y Padre de La Patria). En 2001 dejó de llamarse República de Venezuela. Dos años antes Chávez había ganado las elecciones. La historia de cómo llegó al poder no es simple, y su primer intento de presidir su país no fue presentándose como candidato sino presentándose con tanques. Dio un golpe de estado en 1992, del que he escuchado en mi estancia en Venezuela testimonios en primera persona. He estado en la misma mesa que el militar a quien tomaron de rehén, aquella noche en que asaltaron la TV nacional para anunciar el golpe. Parte de mi familia política son militares, y fueron llamados a detener ese intento de robar el timón del país por las armas. Mi propia pareja tuvo que esconderse de las balas de metralletas, mientras los tanques pasaban justo por debajo de su casa.

Chávez no lo consiguió, pero aquella noche murió gente. Fue a la cárcel dos años, hasta que Rafael Caldera, presidente del país en 1994, lo indultó. En 1998 ganó las elecciones e inició su cruzada para meter al país de lleno en la Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo XXI.

Si de algo me ha servido el viaje a Venezuela es para entender la aversión de la Derecha a la palabra "Socialismo". El practicado por Chávez ciertamente produce repugnancia, pues está basado en una mezcla de Comunismo galopante y Populismo superlativo. No tiene absolutamente nada que ver con el Socialismo español o europeo. 

La situación de Venezuela

Hugo Chávez es un tirano megalómano que gobierna como un asno. Esa palabra se la dedica sin cortarse un pelo a otros mandatarios, especialmente americanos. Alguna vez acertó, como cuando llamaba así a George W. Bush, pero en general no son formas para un presidente. 

Chávez es un señor que es amigo del alma de Castro, defensor de Gadafi y cualquier otro dictador (como él). Si se siente amenazado o eclipsado por alguien, lo ataca con ferocidad. A la oposición la tiene acallada y contra las cuerdas (o en la cárcel). Tiene el canal de TV del Estado a sus pies, lo ha convertido en el Intereconomía venezolano. Se cree la cabeza de una revolución que es en realidad una dictadura, con votos amañados o comprados a base de regalos a los barrios más pobres (la mayoría de la población). Regala teles, lavadoras, lo que sea. Monta concursos emitidos por TV en directo, en los que, unos cuántos "afortunados" (y por supuesto, afines al régimen), son agraciados con bienes a muy bajo coste. Bienes como pisos o coches, por ejemplo. Pero me cuentan que, en esos sorteos, esos bienes no son un regalo. Sería como los pisos de protección oficial en España, son más baratos que en el mercado libre, y tocan por sorteo. Pero Chávez, borracho de poder, suele hacer gestos bochornosamente populistas como perdonar, delante de las cámaras, cualquier pago a cambio del bien. Se vuelve hacia el funcionario de turno y se hace el sorprendido de saber que se ha de pagar para agenciarse el beneficio. Y, mirando a la cámara, se apunta el tanto de eximir de ese pago a esas personas que por supuesto le votarán durante el resto de su vida (la de Chávez). En España también pasa, los pisos de VPO suelen acabar en manos de familiares de políticos (sobre todo si son del PP). Pero al menos disimulamos un poquito y no se hace tan a gran escala.

Por otro lado, si Chávez "nacionaliza" algo (es decir, lo roba, porque paga a cambio lo que quiere y cuando quiere), como el petróleo, el cemento, la electricidad o la leche, la consecuencia automática es que ese servicio deja de funcionar, y si es un bien, empieza a escasear. Por abandono, por pésima gestión, por falta de mantenimiento, o porque simplemente Chávez lo usa para su propio beneficio. Venezuela, por poner un ejemplo, sufre cortes de luz (del que culpa al anterior gobierno, que hace más de 10 años que no está). Los cortes son tan severos que, el día que me volvía a España, el aeropuerto entero se quedó a oscuras. Ni las luces de emergencia ni las de pista funcionaban. Nada. A oscuras, a merced de atentados, robos, de trapicheos con maletas, y a costa de dejar la zona de seguridad (la Guardia Nacional) como un trámite absurdo e inútil. 

Con Chávez nadie está a salvo de una expropiación forzosa, su respeto por la propiedad privada es nulo (excepto cuando se trata de su mansión).

¿La seguridad? El 90% de los coches tienen las lunas tintadas. Porque en cualquiera de las siempre abarrotadas autopistas, moteros armados pueden pedirte amablemente que les des todo lo que llevas (en especial, el móvil). A punta de pistola. También te pueden pegar un tiro por cambiarte de carril. Los semáforos de noche están de adorno, nadie para porque eso significa un secuestro o robo violento casi con seguridad. Esos secuestros, por cierto, muchas veces son llevados a cabo por la mismísima policía. 

¿Cómo ha llegado a eso el país?

Entre otras cosas, por el hartazgo con el bipartidismo. El mismo que sufrimos aquí en España. Dos partidos se turnaban en el gobierno, y nadie más tenía posibilidad de hacer nada. Como aquí, vamos. El golpe de Estado de Chávez fue la respuesta. El populismo pudo con el bipartidismo, pues para mucha gente, las promesas baratas significaron una diferencia y una esperanza respecto a lo que había antes. La gente sin recursos le tiene en un altar, dicen que "es el primero que se preocupa de la gente de abajo". Se preocupa del que le vota, en realidad. 

Será difícil quitarle de donde está sin violencia. Ha dividido al país y se ha enraizado en el poder, como la metástasis de su cáncer lo ha hecho en su cuerpo. Ha colocado a sus afines en todas partes, desde el  ejército hasta la justicia. Hace poco un vocero de Chávez llamó "Hijo de puta" a un opositor, que denunció el caso. La juez dijo que esa expresión es "coloquial", pero no un insulto. Y no pasó nada. Bueno sí, que le salió el tiro por la culata. Adivinad cómo llama ahora la prensa y medios opositores a Chávez, sin que él pueda quejarse. Ahora todos hablan coloquialmente.

Pero bueno, iré terminando esta entrada. Resumiendo, al margen de la política, la visita fue genial. Porque yo no fui a ver un país que está tomado por un loco. Ya lo veré cuando vuelva a ser un lugar seguro y próspero. Costará, pero lo conseguirán, con todo ese petróleo (que ahora Chávez regala a Castro, y que en Venezuela es más barato que el agua). Yo fui a visitar a la familia, y a su gente, que es el tesoro del país. Porque a pesar de todo, sonríen cada día, son alegres, diría que felices dentro de lo malo. Y luchadores. Me encontré con gente hospitalaria, amable, que viven una vida normal, resignada a lo que les toca, pero sin dejar que ello les amargue. Cuando hablan de política, muchos se encienden, y es entonces cuando te das cuenta de la brutal situación real. Pero son capaces de respirar hondo, hacer un paréntesis y reír, brindar, recordar, bailar y vivir. Demostrando una fortaleza espectacular que ya quisiéramos aquí. Porque esa naturaleza no sólo les permite sobrellevar la destrucción de su país, sino que, si de verdad se ven en apuros, no se lo piensan dos veces y hacen las maletas. 

Son gente preparada, en general con mucha cultura de Universidad, y con espíritu emprendedor. Me avergüenza que tengan que escuchar de algunos ignorantes españoles tonterías como "vienen aquí a quitarnos el trabajo", refiriéndose a los inmigrantes en general. Si a algunos "les quitan" el trabajo es porque les superan en voluntad, valentía y conocimientos. Quien piense que un emigrante forzoso no preferiría estar en su país, con su familia, en lugar de tener que empezar de cero en tierra ajena es un necio. 

Yo me alegro de que vengan, porque nos enriquece. Y a mi personalmente me ha enriquecido, porque una de esas personas que hizo las maletas y vino a España resultó ser mi otra mitad. Y dos de mis amigos más cercanos también son de importación. De ellos aprendo cada día, y me doy cuenta de algunos de mis defectos y carencias, que en mi país nadie percibe como tal. Somos  iguales en lo que importa, pero hay muchos matices que nos hacen cuestionarnos cosas acerca de nuestra forma de ser, de nuestras costumbres. Encontrarte dudando de cosas que dabas por sentadas, o que directamente no eran importantes, es muy reconfortante. Te permite evaluar cosas de tu persona, examinarte a ti mismo, conocerte y mejorar.

Dedicaré otra entrada a las fotografías que hice en Venezuela, de momento, y para ilustrar esta, dejaré mi favorita. La de la gente que me acogió como a uno más, sin importarles el color de mi piel y sin desconfianza. Para ellos, ya soy familia, sin importar de dónde vengo, sin importar lo que soy. Y de vuelta, para mi, ellos también son  familia. Por ser quiénes son, y, especialmente… por ser lo que son.

Familia venezolana

Nota: Añadidas las fotos sobre Gastronomía Venezolana.

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

  • Eduardo Frances

    :’) pues yo me alegro de haberte conocido a tí y Yole, ustedes junto con Anita, Vero, Jessi, Pablo, Yon, Javier y la familia que tenemos hacen que España sea nuestro hogar 🙂 un abrazo bro!

  • Pues a la “futura esposa” le ha encantado este artículo! Lo has clavado!

    Gracias por existir y por ser como eres niño. Ya eres un “CARVAJAL” más! Te quiero infinito!

  • Daniel Concepcion

    Excelente comentario amigo, no pudiste reflejarlo mejor, y tanto como tu y todos los extranjeros (que para nosotros son hermanos) que vengan, tienen que dar a conocer la situacion que vivimos, es una pesadilla de presidente. Y el año que viene; a celebrar doble, la boda y que Venezuela vuelve a la democracia

  • Daniel Concepcion

    Excelente artitculo, desde Venezuela te enviamos muchos saludos y siempre seras uno mas de nosotros en cualquier parte del mundo, gracias por escribir la vision que ve una persona que llega al pais y ve la realidad de lo que sucede.

  • excelente análisis de la situacion de Venezuela te felicito!!

    • Gracias prima 🙂

  • Yolima

    Luis, ME HAS DEJADO SIN PALABRAS!!!! He leido tu entrada a otros miembros de la familia con mucho orgullo de ti… escribes excelentemente y has tocado nuestros corazones… Que feliz me hace que mi hermana te tenga… y como consecuencia que seas parte de nosotros!!! TQsM

    • Me alegro de que os haya gustado! Gracias por el comentario y por tratarme tan bien. Un beso a [email protected]!

  • Rubén

    Enhorabuena!!! Como siempre, entrada de nivel muy alto!!

  • Naiara Jubín García

    Hola Luis!me encantó el enlace de Venezuela.Desde mi humilde opinión conseguiste de una manera magitral trasladarnos a una de las calles del país y hacernos participes de lo que allí está sucediendo sin movernos del sofá.Irradias entusiasmo…

    • Gracias! No es para tanto, sólo cuento lo que vi 🙂 Y me quedo corto, la verdad, es todo mucho más complejo y crudo de lo que aquí he contado. Pero tenía que decir algo al respecto, uno no puede callarse ante cosas así. Gracias de nuevo por comentar, y me alegro que te haya gustado.

  • Jairo Serrano

    Pues yo aun considero que te has quedado corto en algunos temas y que te has olvidado tantos otros pequeños detalles que alli pasan a ser grandes e importantes.
    De todas formas me ha gustado tu articulo.
    Saludos desde Guissona de otro Serrano! 😉

    • Hola Jairo, gracias por comentar. Deberían hacer un documental “Serranos por el mundo”, jaja.

      Respecto a Chávez me he quedado corto seguro, pero no pretendía hacer un informe detallado, solo describir la impresión que a uno le da tiempo a hacerse en una semana. Pero sí, falta realmente mucha información que pondría los pelos de punta a cualquiera. Espero sinceramente que la cosa mejore una vez Chávez desaparezca del plano político.

      Saludos y gracias de nuevo por dejar tu opinión.

  • manuel

    Bueno pero seguirás redactando más como esa carta, porque aún queda Chávez para rato

  • Estoy totalmente de acuerdo con que “Hugo Chávez es un tirano megalómano que gobierna como un asno”. Con el perdón de los asnos.

    Siempre es interesante conocer la impresión que se lleva una persona extranjera en su primera visita a Venezuela, sobre todo si es explicada de una forma tan concreta y directa como lo hace el autor del artículo.

    Sólo un par de apuntes: El problema de Venezuela no es Hugo Chávez solamente, ojalá y lo fuera porque entonces se vería más cercana la luz al final del túnel. En mi opinión también hay una cuota nada despreciable de responsabilidad, en quienes intentan continuar desde la llamada “oposición”, las mismas prácticas que generaron al monstruo. Por otra parte, en Venezuela creo que no puede hablarse de “derecha” ya que de los partidos políticos allí presentes, el que más o el que menos se identifica con la ideología socialista. No hay en Venezuela un partido que pudiésemos equiparar con el PP español.

    Pero como he dicho: Muy ilustrativa la reseña de su visita por parte del Sr. Serrano. Me han gustado particularmente las líneas dedicadas a cómo se interpreta el fenómeno de la inmigración aquí, por parte de los españoles.

  • Pingback: Viaje a Venezuela: gastronomía | luisserrano.es()

  • MARIELA

    PRACTICAMENTE TU EXTRANJERO QUIERES DECIR QUE NUESTRO PAIS ES UNA MIERDA…Y TU QUERIDA FAMILIA POLITICA MUY ORGULLOSA DE TUS COMENTARIOS ,QUE COSA TAN ABSURDA…SI FUERAN CHAVISTAS SEGURAMENTE TU TAMBIEN LO SERIAS…

    • Tu país no es una mierda, Chávez es la mierda. Y perdona, pero por muy chavistas que fueran, las cosas que he visto y la situación del país me harían ser antiChavez de todas formas. Tengo mi propio cerebro. Y por cierto, antes de visitar tu país, ya conocía al payaso Comandante Presidente. Sus tonterías llenan titulares de periódicos en todo el mundo.

      En lugar de venir a mi blog a contestar de esa forma, si te parece que algo de lo que he dicho es mentira, te invito a que lo digas.

  • María Fernanda

    Mis felicitaciones y agradecimiento, soy una periodista venezolana que ha emigrado por obligación a España…Tú has captado en pocos días mucha de la realidad venezolana y enalteces de lo que tanto nos enorgullecemos los venezolanos…Siempre hay una sonrisa y nuestros brazos siempre están abiertos para todos, no importa de donde vengan. Eres afortunado, tendrás lo mejor de dos mundos.

    • Gracias María Fernanda. La verdad que no hace falta mucho tiempo para darse cuenta de cómo está el país. Y escuchando a la gente te terminas de hacerte una imagen de la situación. Además, habiendo escuchado el relato del golpe de estado de boca de sus víctimas directas, no queda más imagen de Chávez que la de un tipo que no merece estar donde está. No entiendo, sinceramente, tal y cómo está el país, que haya gente que le defienda. A no ser que esa gente, la misma que recibe regalos a manos llenas, sólo piense en sí misma y lo que le pase al conjunto de la sociedad le importe bien poco.

      Un saludo y espero que España te esté gustando, aunque hayas tenido que venir obligada por las circunstancias.

  • Luis R.

    Hola. Tu artículo me llegó a través de una amiga y me tomé el atrevimiento de compartirlo en facebook a algunos amigos.
    Te felicito porque el artículo resume a lo que es la Venezuela actual, lo malo y lo bueno; pero por sobre todas las cosas los últimos 4 párrafos fueron los mejores porque resalta cómo somos los venezolanos, que siempre buscamos las cosas positivas dentro de lo negativo y tratamos de que no nos afecten tantas otras cosas.
    Por último, ojalá fueran muchos los españoles que pensaran como tú respecto a los que tenemos que salir de nuestros países. Menos mal que tengo algunos muy buenos amigos que he conocido aquí y que no sólo piensan como tú, sino que también se preocupan por lo que sucede en Venezuela, e incluso, se lo hacen saber a familiares y amigos.

    • Gracias Luis. La verdad es que somos muchos los españoles, y espero que cada vez más, que opinamos positivamente sobre la inmigración. Además, muchos de nosotros (me incluyo) sabemos lo que es emigrar a otro país porque lo hemos hecho, y por tanto entendemos perfectamente lo que se siente. Es una pena que hayan algunos obtusos mentales que lo vean como una amenaza, cuando el pueblo español es el primero que tuvo que emigrar en la era franquista. Y ahora, con la crisis y un estado bipartidista, la emigración se ha vuelto a disparar (un 50% más sólo en 2011).

      Respecto a tu país, espero de corazón que en el 2012 las elecciones cambien las cosas.

      Un saludo y gracias de nuevo por pasarte a comentar y por compartir mi modesta opinión con tu gente.

  • Adriana

    Me han saltado las lágrimas.

    Gracias gracias gracias por poner en palabras algo que cuesta tanto explicar.

    Att. Venezolana que vive en BCN

    • Gracias a ti por comentar, me alegro que te gustara!

  • Pingback: Mis contenidos más visitados en 2011 | luisserrano.es()

  • Francisco

    Hola Luis, excelente comentario sobre la situación de Vzla. Yo llegué a tu país hace 3 años huyendo de toda esta situación y me da gusto ver que otras personas que no son venezolanos puedan ver por sus propios ojos la triste realidad de Vzla y conocer el motivo por el cual muchos han hecho sus maletas para buscar un poco de tranquiladad.

    Felicidades por tu futuro matrimonio y más con una chica venezolana que son guapisimas!!!!

    Francisco

  • Nicolas Esposito

    Luis. Iba a decirte que omitías un tópico positivo. No obstante, tras ver la fotografía, entendí que no hacía falta mencionarlo… ¡Qué lindas que son las venezolanas!
    Henorabuena

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.