Darren Hayes vuelve a superarse

¡Hola amigos! Hace algún tiempo os presenté a uno de mis cantantes favoritos, Darren Hayes en mi entrada "Step into the light". Pues bien, hoy iba en el bus y me ha llegado el correo de YouTube informándome de las nuevas publicaciones de los canales a los que estoy suscrito, entre ellos, el canal del cantante. Y como se me hacía largo el camino a casa, he abierto Bloodstained Heart, uno de los vídeos que comparto con vosotros en esta entrada.

Este hombre tiene una voz única, y aunque quizá es muy mainstream en cuanto a estilo, yo le encuentro un toque único que sólo he detectado en Michael Jackson o Madonna. En cómo una y otra vez me sorprenden y me hacen escucharles como si estuviera descubriendo un tesoro. Bueno eso Madonna dejó de hacerlo después de Ray of Light, pero ese es otro tema. Escuchad esta canción, y prestad atención al vídeo. En mi opinión es una gran composición, que, será todo lo moñas que queráis, pero no por ello deja de ser genial en su conjunto.

Este primero se la quiero dedicar a mi compañera de aventuras. Cuando ella me encontró, el título de esta canción pegaba bastante con mi situación. Y por ella ya no sólo no es así sino que el pasado está tan atrás que ni lo recuerdo.

Bloodstained Heart

Black out the sun

Si no te termino de convencer con estas canciones para que le tengas en cuenta -y para acabar con un par de coñas esta entrada-, aquí tienes un vídeo donde parodia a Britney Spears y su "Gimme More" en directo. ¡Es un cachondo!

Aunque no a todo el mundo le gusta esta última faceta. Atención a la reacción de esta "persona"

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

  • Simplemente… te amo! Gracias por existir.

    Y.

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.