Encontrar trabajo en Internet y Redes Sociales

Quisiera dedicar un artículo a aquellos que buscan trabajo en Internet. Creo que cuando la gente usa la expresión: "busco trabajo en Internet ", no son conscientes de todas las opciones que tienen a su alcance.

Normalmente la gente cononce las típicas páginas de empleo, tipo Infojobs.net, Monster, Laboris, etc.  Pero me sorprende la cantidad de personas que no han oído hablar de LinkedIn -por poner un ejemplo-, un recurso muy útil en la búsqueda de un nuevo empleo. Cada vez se usa más pero no todo el mundo es consciente de su potencial. Y lo mismo pasa con otras redes sociales. Muchos usuarios las desconocen, y en caso de conocerlas, muchos las subestiman. En estas líneas intentaré destacar la importancia y posibilidades de las nuevas herramientas a nuestro alcance para encontrar empleo, o conseguir uno mejor en el caso de tenerlo ya.

Buscar trabajo en Internet

Viendo las siguientes gráficas, me he sorprendido hasta yo. No había ni considerado utilizar Facebook o YouTube para encontrar empleo, y mucho menos para que algún "cazatalentos" me descubra. Pero he aquí los datos:
 

Puedes descargar el informe completo aquí. Antes de entrar a hablar de esa gráfica (nota mental: ¡YouTube para reclutar!), comentaré los portales más conocidos.

Portales de empleo 

Infojobs

www.infojobs.net · http://twitter.com/infojobs

Fundado en 1998 dentro del grupo Intercom, Infojobs es el portal de búsqueda de empleo más usado en España, con un 54% de cuota de audiencia. A día de hoy (14/07/2010) hay publicadas 83.056 ofertas de trabajo de 11.477 empresas. Permite buscar ofertas con 15 parámetros diferentes e incluso restringir los resultados y omitir las vacantes de ETT o consultoras de selección. En el año 2007 consiguieron crear más de un millón de contratos de trabajo. El portal ha añadido recientemente algunas herramientas sociales, como la posibilidad de recibir recomendaciones de amigos y colegas en el currículo. Está intentando que las empresas incluyan en las ofertas de trabajo el salario aproximado del puesto, algo que no siempre se aclara en el anuncio 'on line'. Cada día se añaden a su base de datos 5.500 nuevos currículos y ofrece sus servicios también en Italia y México.

Últimamente se ha ganado algunas críticas al incluir varios servicios premium. Infojobs es la compañía que más ofertas extra de pago tiene, cuyos precios son distintos en cada servicio. El candidato tiene la opción de inscribirse al test de idiomas (10 euros), realizar un test psicotécnico (10 euros), hacer un test online y conocer cuál es el perfil real y cómo se adapta en el ámbito laboral (39,90 euros), e informes en tiempo real de los inscritos (1,39 euros) o avisos a su operador de telefonía móvil (1,39 euros).

El País publicó un artículo titulado "El trabajo no es para el mejor, es para el que paga" en el que se plantea una interesante pregunta: "¿se propone al mejor candidato o al que ha pagado la cuota?" (Consulta la réplica de Infojobs a El País) . En la web nosoyunparado.es incluyen también una revisión bastante crítica a este respecto. 

Infoempleo

www.infoempleo.com

No tiene relación con Infojobs. Es el segundo portal de empleo más visitado de España, según Nielsen Online. Casi tres millones de usuarios están dados de alta en el servicio, que no se limita a ofrecer puestos de trabajo en España, sino que tiene una zona con ofertas en el extranjero, cursos de formación y canales de información. Los usuarios pueden enviar su currículo gratis, pero las empresas deben pagar, aunque una promoción permite recuperar el dinero invertido si se contrata a alguien en paro.

Laboris

www.laboris.net

Nació en 1999 y forma parte, al igual que Infojobs, del grupo Anuntis. Como otros servicios de búsqueda de empleo, Laboris funciona como una gran base de datos de puestos de trabajo vacantes. Los usuarios pueden acceder de forma gratuita a esta base de datos, pero para publicar las empresas deben pagar una pequeña cantidad, aunque una oferta puntual, como en Infoempleo, permite añadir hasta dos puestos de trabajo sin tener que gastar. En la pestaña de Noticias y consejos, Laboris incluye artículos para aprender a redactar un buen currículo, presentarse a una entrevista o estar mejor valorado en la empresa.

Monster

www.monster.es

La versión internacional de este famoso portal dedicado al empleo figura entre las 20 páginas más vistas de Internet. La española, más modesta, no tiene el número de visitas que ofrecen algunos de sus competidores, pero su vocación global le ha permitido almacenar más de 150 millones de currículos en todo el planeta. Una de las grandes ventajas del servicio de búsqueda de empleo de Monster es que es posible guardar nuestras preferencias y parámetros de búsqueda en la cuenta y así reutilizarlos en menos tiempo cuando sea necesario.

Xing

www.xing.com

Otra red profesional con cierto sabor a LinkedIn, aunque desarrollada en Hamburgo y en la que ya participan más de siete millones de personas en todo el planeta. Xing tiene registrada gente de 200 países diferentes. Para los usuarios Xing es gratuito, aunque ciertas opciones pueden aparecer bloqueadas salvo para aquellos que paguen por una cuenta Premium -unos 10 dólares al mes-. El desembarco en España de Xing se produjo en 2007 -sustituyendo a Neurona.com-, y es la primera empresa europea de la llamada web 2.0 que cotiza en Bolsa.

Trabajar

www.trabajar.com

Ocupa el cuarto puesto en el ranking de portales más visitados de España, pero su catálogo de trabajos disponible es bastante amplio, llegando a superar los 25.000 empleos. Está en sintonía con el resto de portales de la red española y cuenta, por lo tanto, con un número de usuarios bastante similar: tres millones de personas.

"Dejo muchos CV's, pero nadie me llama"

Mucha gente asegura estar buscando trabajo por el mero hecho de estar presente en uno o varios de los portales anteriormente mencionados. Mientras que es cierto que inscribirse (que no "aplicar") en ofertas en páginas web sí es sinónimo de buscar empleo, esta es sola una de las varias opciones. Y últimamente parece que la menos efectiva.

Otra cosa que suelo escuchar de la gente es que han "echado el currículum" en muchas ofertas pero nadie les llama. Normal. Hay cientos de personas inscritas en según qué puestos; es difícil que el encargado de seleccionar a la persona adecuada se lea todos los CV's. Me atrevería a aventurar que en algunos casos es una lotería. Hay mucha demanda y poca oferta en estos tiempos. Hay que ir un poco más allá que los demás, salirse del rebaño y destacar.

Crearse una red de contactos puede ayudar bastante en el proceso de búsqueda. Potencia la proactividad, y ayuda a destacar sobre aquellos candidatos "socialmente invisibles" (sin presencia social en La Red). Yo mismo me encuentro en búsqueda activa, y he conseguido algunas entrevistas (que estaban publicadas en Infojobs) a través de Twitter. Concretamente, a través de Marina Zaliznyak (aka @currofile).

Esto puede sonar a japonés a mucha gente, y de comentarles esta posibilidad, muchos no sabrían por dónde empezar. Además parece que casi todo artículo que he encontrado sobre este tema está muy centrado en trabajadores muy cualificados, o de profesiones técnicas, o científicas o del mundo del marketing. ¿Qué pasa con el Administrativo, el teleoperador, el cajero de supermercado? Todo el mundo puede encontrar empleo usando las redes sociales: están abiertas a todo el mundo.

Cómo entrar en el océano de las redes sociales

Es muy sencillo, realmente. El problema es encontrar el tiempo y las ganas para ponerse a ello, pero si existe una motivación y un objetivo, puede ser estimulante y dar frutos. Además, por el camino permite conocer a gente afín a nosotros, tanto en el plano profesional como el personal.

Facebook es archiconocido así que no entraré en ese tema (aunque he incluido enlaces al final del artículo, por si te interesa). Me centraré en dos: LinkedIn y Twitter.

Linkedin

www.linkedin.com

No es un portal de búsqueda de empleo al uso, sino una red social centrada en contactos profesionales. En todo el mundo hay más de 40 millones de usuarios conectados, una cuarta parte en Europa. En España la cifra se ha duplicado en el último año y supera ya los 800.000 participantes. LinkedIn, al igual que Facebook o Tuenti, pide al usuario que cree una página personal con su historial laboral y permite luego añadir amigos y conocidos al perfil. Para muchos, estos contactos proporcionan una red de seguridad laboral o son una fuente de información sobre un sector, pero cada vez son más quienes intentan encontrar una ocupación utilizando el servicio, que permite a las empresas lanzar ofertas de trabajo y a los usuarios pedir a las personas conocidas que les presenten a los potenciales empleadores. Fue fundada a finales de 2002 por Reid Hoffman, uno de los creadores de eBay.

En resumidas cuentas, la utilidad de esta red es que puedes encontrar profesionales de tu sector, así como mantenerte en contacto con antiguos y/o actuales compañeros de trabajo, jefes, empleados, etc. ¿De qué sirve esto? Conforme vas actualizando tu perfil, y publicas tu cargo, estudios y experiencia, toda tu red va siendo informada de estos cambios. También puedes escribir recomendaciones sobre otras personas, y recibirlas tú. Si cuidas de tu red, es un nicho de oportunidades varias. Por ejemplo, si te quedaras sin trabajo o desearas cambiar, puedes empezar a buscar allí donde ya trabajaste. O alguien dentro de tu lista de contactos podría recomendarte, o al menos exponerte a alguna oportunidad de la que tenga conocimiento.

 
Por otro lado, ir actualizando el perfil de LinkedIn nos permite disponer en un completo historial laboral y académico en un lugar común. Cada persona en nuestra red tiene a su vez otros contactos, a los que estamos expuestos indirectamente. De ahí que se le llame "red", este tipo de herramientas "teje" una red exponencial de contactos con un alcance enorme. Alguien podría dar con nosotros por el hecho de tener un contacto común, abriendo así la puerta a muchas oportunidades espontáneas.
 
Ese resumen o perfil del que hablo es accesible a través de una URL personalizada, que puede ser pública si lo deseamos. De ese modo tendremos un CV que además puede ser encontrado por medio de motores de búsqueda como Google, Yahoo o Bing.. Como dice Silvia Chauvin, de mujeresdeempresa.com, "LinkedIn tiene mucha autoridad en Google. Si escribes tu nombre en la caja de búsqueda de Google (el famoso googlear ) es muy probable que el primer resultado de la búsqueda sea tu perfil en LinkedIn, aún cuando tengas una página de perfil en Google". Esto tiene unas ventajas enormes, en el sentido de estar expuesto a oportunidades.
 
LinkedIn también es usado para potenciar un negocio, y por profesionales independientes o emprendedores para ganar visibilidad.
 
Os recomiendo este artículo para ampliar información: "Como Usar LinkedIn Para Potenciar Tu Negocio o Carrera Profesional"

Twitter

www.twitter.com

Yo mismo, que vivo de la red y trabajo en el sector de Internet desde hace más de una década, descarté Twitter como herramienta que me interesara. No le di la oportunidad que merecía la primera vez que lo probé. Quizá es porque, con estos temas, aprendes que existen y lo que son de lo que oyes de la gente. Y hoy en día no tienes tiempo de probar cada web que sale. Pero cuando mis conocidos y contactos no paraban de repetir la palabra Twitter, y en cada web que visitaba me encontraba el botón "Sígueme en Twitter", decidí darle una segunda oportunidad.

A ver, si te das de alta y ya está, es un rollo. No pasa nada. Tú miras la pantallita y eso no se mueve. Estoy hablando en términos de gente de la calle. Lo ven aburrido, inútil. Claro, si no empiezas a seguir gente realmente es como tener un perro muerto, está ahí, pero no te chupa el pie, no te pide que le saques a jugar. Menudo aburrimiento. Acabas tirándolo a la basura (si no lo haces, sal de mi blog ahora mismo y no te me acerques, rarito). La gracia de Twitter es estar al día de lo hace la gente a la que sigues. El funcionamiento de la web es más simple que el mecanismo de un botijo: tienes una cajita donde escribir mensajes cortos (140 caracteres a día de hoy), y ves en tiempo real lo que otros -a los que sigues- han escrito. Esa ristra de mensajes ajenos es la Línea de Tiempo (Time Line). Verás que hay códigos raros, arrobas, direcciones de páginas muy cortitas y sin sentido. Claro amigo, son 140 caracteres para compartir un "algo", que opcionalmente incluye un vínculo a otra página. Hay que hacer malabares para que quepa el mensaje entero. 

La jerga del sistema es, sin embargo, sencilla y graciosa. Os dejo los enlaces de ayuda, que explicarlo aquí se sale del tema:

La utilidad de Twitter para encontrar empleo es parecida a LinkedIn, en cuanto a que uno se expone a una red inmensa, y si compartimos ideas o contenidos relacionados con nuestro sector, estos pueden ser divulgados de forma exponencial, lo cual favorece encontrar y ser encontrados.

Por poner un ejemplo, contaré mi experiencia. Yo empecé siguiendo a mis amigos y ex-compañeros de trabajo. Estos a su vez seguían a otra gente, y, de vez en cuando "retwitteando" lo que consideraban interesante. Esos ReTweets aparecían en mi Línea de Tiempo, y yo descubría así ese nuevo perfil. Si me interesaba, entraba a echar un vistazo, lo cual solía acabar en que le diera al botón "Seguir". Una cosa llevó a la otra, y así a lo tonto ya sigo a 137 personas. La lista de usuarios a los que una persona sigue es pública, lo que te permite curiosear las listas de otros y quizá encontrar cosas de interés.

Por otro lado, están las llamadas "etiquetas" (hashtags). Son palabras que, precedidas del símbolo almohadilla (#), se convierten en un elemento en el que podemos hacer click, y este lanza una búsqueda en Twitter utilizando esa palabra como criterio. Por ejemplo, si una persona está ofreciendo #trabajo (y se acuerda de poner el símbolo #), al buscar yo esa palabra, me saldrá su mensaje. En cada mensaje o tweet puede ponerse más de una etiqueta. Por ejemplo, #empleo #barcelona.

Twitter mantiene listas de etiquetas populares. Durante el mundial de fútbol, para leer comentarios sobre la Selección Española, bastaba con seguir la etiqueta #esp. Y hay cientos, como #nowlistening, que es lo que escribe la gente para compartir la música que escucha en ese momento. También hay "rituales" como el #FF (Follow Friday), utilizado para recomendar seguir a otros usuarios que consideramos interesantes, concretamente los viernes.

Bien gestionado y estando pendiente, esta red social es excelente para encontrar oportunidades, conocer gente interesante, compartir ideas, seguir temas de actualidad, etc. Y desde el punto de vista de promovernos profesionalmente, es una herramienta imprescindible.

Antes he mencionado a la usuaria @CurroFile. Desde aquí le saludo, y quizá dentro de poco pueda decirle aquello de "I've been @CurroFiled" (Traducción a cristiano: He conseguido trabajo gracias a CurroFile). Por cierto, os recomiendo sus camisetas, seguro que más de uno reconoce su significado por la calle.

Conclusión

No sé si he conseguido despejar alguna duda o despertar curiosidad sobre las redes sociales, y concretamente sobre su uso para encontrar empleo o promocionarse como profesional. Desde luego al final, por muchas pistas que te den, tienes que jugar tú mismo con estas herramientas para pillarles el truco. En el punto siguiente hay una lista de artículos que te permitirán ahondar un poco más en este tema.

¡Espero que os haya gustado el resumen! Os dejo con un vídeo que resume la importancia y el espectacular crecimiento de las redes sociales. Y más abajo, Lecturas Recomendadas.

Lecturas Recomendadas

Bibliografía

Fuentes: Datos de Portales de El Mundo, Gráficos estadísticos de Jobvite (Scope: EEUU), Vídeo: Genolab Infojobs.net, Alfonso Alcántara aka @Yoriento, Enrique Dans.

Sobre el Autor

luis

Technical Project Manager, con más de 15 años de experiencia en desarrollo web. Fotógrafo y productor de vídeo amateur. Bloguero, usuario activo de varias redes sociales, especialmente calles, cafeterías y restaurantes. Fan de Batman. Felizmente casado con una chica geek. Nómada.

Copyright © 2014. Luis Serrano. Todas las opiniones vertidas en este blog son personales y no representan de forma alguna a las empresas en las que trabajo.